Aunque solo cubren un pequeño porcentaje de la superficie de la Tierra, los humedales son fuente de salud y riqueza. Nos aportan agua dulce, garantizan el suministro de alimentos y ayudan a mantener la biodiversidad del planeta. También nos protegen frente al cambio climático y representan el medio de vida de cientos de millones de personas en todo el mundo. Sectores como la pesca, la acuicultura, la plantación de arroz, la recolección de aceites y plantas medicinales o incluso el turismo dependen en mayor o menor medida de los humedales.

Pese a su importancia, la Convención de Ramsar (tratado internacional enfocado en la conservación y uso racional de los humedales) denuncia que durante el último siglo desaparecieron el 64 % de los humedales del planeta. El incremento de los usos agrícolas, el pastoreo, el desarrollo de infraestructuras o, simplemente, la contaminación de sus aguas, son algunas de las razones que han originado esta preocupante situación.

Costa Rica posee 350 humedales lo que representa un 7% del territorio nacional, de estos 12 son sitios Ramsar.

El inventario nacional de Humedales casi ha finalizado, 200 hectáreas fueron inventariadas en todo el país. Se aumentará en 33 las hectáreas de humedales Ramsar del país. Se incrementarán los humedales Caribe noreste, Térraba Sierpe, Caño Negro y las Baulas. Se propone además Ostional como sitio Ramsar.

7 sitios Ramsar de Costa Rica cuentan con planes de gestión local ya en ejecución, los cuales permitirán mejorar la gestión de más de 200 mil hectáreas de humedales.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *